Según relata Miguel Caballero, no hay por qué estar en el malévolo armario del VIH. Aunque es portador del virus, hizo pública la enfermedad que padece. He aquí su experiencia.

No hay por qué estar en el malévolo armario del VIH, según Caballero

Miguel Caballero es un hombre de 31 años, natural de Sevilla. Hasta la fecha del mes de diciembre de 2016, realizaba un doctorado en Estudios Culturales de Iberoamérica en una universidad de Estados Unidos. Tiene una vida normal, ya que practica deporte, viaja frecuentemente y tiene una pareja. El asunto es que se enteró de que tenía el virus VIH tan solo 5 días antes de que defendiera su propuesta de tesis doctoral. Según él, tan pronto se enteró, esto le cayó como una bomba y no entendía nada. Sin embargo, a pesar de esta situación, decidió explicarle a todo el mundo su condición.

Tras contárselo a sus familiares y amigos, publicó su delicada situación de salud en el Facebook, con el propósito de que todos sus contactos lo supieran. La razón del por qué hizo esto se debe a que considera firmemente que no hay por qué estar en el malévolo armario del VIH, sintiendo vergüenza y a la vez temor. En vez de esto, hay que enfrentar los temores.

Luego de mencionar las palabras anteriores, procedió a explicar que, en muchos casos de personas que padecen el virus del VIH, hay temor y culpabilidad por el hecho de que la sociedad actual tiene un gran problema con la sexualidad, sobre todo si eres homosexual, detalló.

A pesar de que se le diagnosticó dicha enfermedad, Miguel llegó a la conclusión de que le perdió el respeto a la muerte desde que padece el VIH. Y terminó diciendo que, de todas maneras, no esperaba vivir por muchos años, sino que lo que le interesa es vivir bien el tiempo de vida que le quede. Al fin y al cabo, puedes terminar teniendo el mismo trabajo y la misma familia, apostilló.

Dejar respuesta