Immortals es un film que mezcla tanto acción como fantasía, y que fue estrenado en 2011 tanto en 2D como en 3D. La historia narra una terrible amenaza a la que deberá hacer frente la Tierra: el implacable rey Hiperión (interpretado por Mickey Rourke) sediento de poder, ha decidido declarar la guerra a los hombres. Para ello ha reunido un temible ejército de soldados desconfigurados que no tienen contemplación en arrasar con todo lo que se les ponga por delante. Uno de los principales objetivos de Hiperión es dar un arma que le concedería un poder inimaginable: el legendario arco Epiro, construido ni más ni menos que por Ares en el mismisimo Olimpo.

Quien tenga el arco entre sus manos, tendrá el poder de liberar a los Titanes, que buscan venganza tras ser encerrados en el monte Tártaro desde los comienzos de los tiempos. Pero el fin de Hiperión no es otro que el de destruir a toda la raza humana y erradicar a los dioses de una manera definitiva. Según las leyes, los dioses tienen prohibido entrometerse en los asuntos de los humanos, de modo que no pueden hacer absolutamente nada para frenar los maquiavélicos planes del rey.

Immortals y el héroe que debe salvar la Tierra

La única esperanza de los humanos y de los dioses recaen en Teseo, un campesino al que Zeus ha encomendado la épica misión de derrotar a Hiperión. Acompañado entre otros por un escurridizo esclavo y por una visionaria sacerdotista, Teseo emprenderá el mayor desafío de su vida y probablemente el de toda la humanidad.

Se tata de una largometraje entretenido, que recoge elementos de la mitología y de la antigua Grecia, y que sin duda hará disfrutar a todos aquellos que tienen conocimientos de dicha cultura. Y los demás también sabrán apreciar la puesta de escena que se ah llevado a cabo, con un espectáculo visual muy agradable de principio a fin. Gracias a esto se consiguen compensar en parte algunas de las goteras con las que cuenta el guión.

Dejar respuesta